martes, mayo 10, 2005

Una buena pregunta al componer cualquier pagina puede ser la siguiente: "¿Qué fue primero, la gallina o el huevo?", en nuestro idioma: "¿Qué va antes; el contenido(lo que queremos contar) o el continente(el espacio que hemos elegido)? Algunos direis que ambas cosas no se pueden separar, que cuando piensas, automaticamente le asignas un espacio. Pero desgraciadamente ese espacio condiciona al siguiente, y éste a su vez a su contigüo. ¿Qué podemos hacer? Posted by Hello

2 comentarios:

PUSTE dijo...

Esa pregunta me la hago yo siempre al distribuir las paginas y las viñetas, normalmente pienso en todas las acciones que debe tener para que quede lo mas claro posible, y cuando he elegido las imágenes concretas les busco su formato más adecuado, de esta manera distribuyo las viñetas en las paginas, normalmente mi idea es de 6 viñetas por pagina, pero esto varia por su formato, así que algunas tendrán 9 y otras 2, todo depende…siempre que no trabaje con un guionista, ya que te dan las viñetas contadas por cada pagina, aquí te las tienes que ingeniar para poner las viñetas en una pagina…en fin, que esa pregunta es demasiada compleja, por lo menos para mi…Supongo que depende de cada uno, y de su forma de trabajar…Yo normalmente pienso como lo vería en una película, pero en el comic tienes mas libertad y puedes ser mucho mas expresivo, por que puedes cambiar el formato de la viñeta, por ejemplo en una caída, viñeta vertical, al contrario que en el cine, que siempre tienes el mismo formato panorámico…
En fin creo que me estoy rayando.

Kyko Duarte dijo...

Gracias por el interesante comentario. Se puede decidir por hacer una distribución uniforme, del mismo tamaño. Asignar el mismo espacio (horizontal o vertical) a cada viñeta, pero esto es un problema cuando hay mas de 9 o 10 viñetas, los dibujos se aprietan y se hacen mas pequeños,se perjudica al conjunto porque la página pierde consistencia de unidad. Yo creo que con 2 o 3 viñetas potentes, el resto de imágenes se pueden subordinar, pero sin que éstas pierdan su atractivo.